Desafortunada decisión de la ECHA sobre el glifosato

El pasado 15 de marzo la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA, por sus siglas en inglés) hizo pública su opinión acerca del carácter cancerígeno del glifosato.

El glifosato, un herbicida ampliamente utilizado en todo el mundo, fue clasificado por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud como probable carcinógeno para los humanos en 2015. La opinión de la ECHA contradice esta clasificación afirmando que no es carcinógeno, a pesar del número cada vez mayor de investigaciones que muestran la relación entre glifosato y distintos tipos de cáncer, a lo que hay que añadir sus efectos genotóxicos, para la reproducción y como disruptor endocrino.

Esta declaración abre la puerta a la reautorización de esta sustancia por parte de la Comisión Europea, quien tomará la decisión en los próximos meses teniendo muy en cuenta la opinión de la ECHA e ignorando la clasificación que en su día determinó la OMS. Esto significa que los productos con glifosato podrían seguir en los mercados europeos durante otros 15 años a pesar de que la normativa indica que una sustancia de esas características debe retirarse.

Tras esta desafortunada decisión de la ECHA, se levantan más sospechas en torno a su independencia, algo que ya ha sido motivo de debate ante la falta de transparencia y el posible conflicto de intereses de algunos de los miembros del comité de expertos de esta entidad.

La Fundación Alborada, junto con otras organizaciones en España y en toda Europa, invita a la ciudadanía a expresar su rechazo a la reautorización del glifosato a través de la Iniciativa Ciudadana Europea #StopGlifosato que tiene por objetivo recoger 1 millón de firmas para la prohibición de esta sustancia. Únete firmando aquí.

firma-sg-logo

Más información:

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: