Iniciativa para la reducción de Disruptores Endocrinos en la sanidad

La Fundación Alborada lanza la Iniciativa para la reducción de Disruptores Endocrinos en la sanidad (IRDES) dentro del proyecto ¡Que no te alteren las hormonas! para contribuir a una menor exposición de la población a alteradores hormonales en centros hospitalarios.

27lmpar.JPG Baby Girl A in the NICU at Children’s Hospital.

Las fuentes de exposición en una persona hospitalizada o en tratamiento hospitalario son múltiples y pueden influir negativamente en la salud del paciente. Se trata de algo muy preocupante, especialmente cuando los pacientes son neonatos o cuando se encuentran en cuidados intensivos.

Mientras que un adulto está expuesto a una media de 2-5 microgramos/kg del ftalato DEHP al día, un neonato o lactante puede llegar a los 3 miligramos/kg al día, una cantidad mil veces superior en relación con su masa corporal. Dado que el DEHP es uno de los componentes del PVC, la exposición es muy común a través de materiales y dispositivos médicos.

Estos son algunos de los materiales que cuentan con disruptores endocrinos entre sus componentes:

  • Tubos y bolsas para alimentaciónsangre
  • Tubos y bolsas para sangre
  • Sondas nasogástricas
  • Bolsas de reanimación y reservorios de oxígeno
  • Máscaras de oxígeno
  • Contenedores de diálisis peritoneal
  • Contenedores de soluciones intravenosas

Además, el PVC interacciona con algunos fármacos incrementando la liberación de DEHP. Esto sucede, por ejemplo, con algunos nutrientes, con inmunosupresores y con la quimioterapia.

Hoy en día ya existen en el mercado alternativas a estos materiales que reducirían la exposición de pacientes a Disruptores Endocrinos. Con el conocimiento y la voluntad por parte de los gestores hospitalarios es posible obtener una mejora sustancial para la salud pública.

Contacta con nosotros para más información o visita la web de la campaña www.irdes.org, donde podrás descargar la guía informativa gratuita.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: