La regulación de productos químicos, amenazada por el TTIP

Comienza la 12ª ronda de negociaciones del TTIP y con ella vuelve la inquietud de las organizaciones que trabajamos por la defensa de la salud ciudadana frente a productos químicos peligrosos. Las negociaciones se intensificarán en torno a los tres pilares del tratado: la accesibilidad de las empresas de la UE y de EE.UU. a los mercados, la cooperación regulatoria y las normas del comercio, convirtiéndose la cooperación regulatoria en la principal protagonista.

Coincidiendo con este momento, Corporate Europe Observatory y Friends of the Earth Europe han presentado un nuevo informe: “Cómo la Comisión Europea está haciendo el trabajo de las grandes empresas”, en el que se pone de manifiesto la realidad que se esconde tras los términos “cooperación regulatoria” y “mejor regulación”. Según este informe, implican ignorar los beneficios de la regulación priorizando el impacto económico sobre aspectos sociales y medioambientales, y ofrecen ventajas para las grandes empresas frente a las PYMEs.

En palabras de Ninja Reineke (CHEM Trust), “No hay señales de que la cooperación regulatoria bajo el TTIP vaya a mejorar la protección de la salud pública y el medio ambiente frente a productos químicos peligrosos. De momento, todo apunta a que habrá un debilitamiento de la regulación, no el endurecimiento que se necesita tanto en EE.UU. como en la UE.”

Según la organización CHEM Trust, el TTIP podría provocar tres efectos claramente negativos en lo referente a productos químicos:

  1. Demorar la implementación de las leyes existentes.
  2. Disminuir el nivel de protección nivelando las regulaciones de EE.UU. y la UE.
  3. Impedir o retrasar las medidas necesarias para proteger la salud humana y el medio ambiente.

 

Fuentes:

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: