La UE propondrá un límite para el bisfenol A en envases alimentarios

El pasado 26 de enero se celebró una mesa de trabajo en el Parlamento Europeo sobre la seguridad de los materiales en contacto con los alimentos. La funcionaria de la Comisión Europea Chantal Bruetschy informó de las conclusiones:

La Comisión Europea propondrá un límite para el Bisfenol A (BPA), un disruptor endocrino comúnmente usado en los recubrimientos de las latas, los tapones de rosca y acabados de envases alimentarios.

Hasta ahora las actuales leyes de la UE sólo regulan el BPA en los envases de plástico para alimentos, y la única restricción a esta sustancia es su uso en biberones. Pero el BPA sigue siendo ampliamente utilizado como revestimiento de latas de comida de metal, en los tapones de rosca y los acabados de otros envoltorios.

El BPA es un peligroso químico bien conocido que se encuentra presente en envases de uso alimentario. Esta sustancia está asociada al desarrollo de cánceres hormonodependientes, problemas reproductivos, diabetes, obesidad, alergias y trastornos neurológicos en el desarrollo, entre otros. Francia ya prohibió a principios del año 2015 esta sustancia en dichos envases para proteger a los consumidores.

La UE se encuentra bajo la presión de la Organización Mundial del Comercio a la hora de establecer un criterio para la regulación del BPA. La Comisión Europea propuso el año pasado una “hoja de ruta política”. Chantal Bruetschy  ha informado también de que la Comisión estaba trabajando en un borrador de medidas basadas en la opción 3 de la “hoja de ruta” elaborada el pasado año, para “modificar las restricciones legislativas del BPA en los materiales de plástico en contacto con los alimentos e introducir medidas para el BPA en revestimientos y acabados en envoltorios alimentarios en la UE”.

Esta opción contemplaría establecer un límite específico de migración para los recubrimientos y acabados basado en un límite de ingesta seguro establecido por la Autoridad de Seguridad Alimentaria Europea, EFSA, por lo que la restricción existente en el uso del BPA en envases plásticos de la comida podría cambiar.

También se informó a la mesa de trabajo que sustituir los materiales que contienen BPA por alternativas más seguros es una tarea difícil. Un representante de la cadena de supermercados danesa COP indicó que algunos de sus proveedores están sustituyendo los envases con BPA por otros que contienen otro tipo de bisfenoles que causan efectos similares para la salud y medio ambiente.

Anne Marie Vinggaard de la Universidad Técnica Danesa informó que el BPA está presente también en el papel reciclado. No se van aplicar ningún tipo de restricciones para el papel y cartón presentes en el envasado alimentario.

Esta propuesta de la Comisión tendrá que ser aprobada por los representantes de los estados miembros por lo que os mantendremos informados.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: